Breve introducción al universo fotográfico “Réflex”

abril 2, 2019 Desactivado Por carlos

Las llamadas cámaras profesionales “Réflex” están rodeadas por una poderosa aura de prestigio y admiración que crea la ilusión de que cada captura o fotografía tomada por las mismas es una obra inmaculada e inigualable por otro tipo de dispositivos tales como las cámaras compactas digitales o los teléfonos celulares de alta gama. Realmente esto es completamente falso, ya que si un inexperto empuña una cámara réflex y realiza una fotografía no está garantizado que su captura será de excelente calidad solo por utilizar este tipo de dispositivo.

Todo este misticismo que envuelve a las cámaras profesionales réflex tiene sus motivos y razones argumentadas las cuales en el mercado de la fotografía las prioriza como seres superiores en comparación con otros dispositivos diseñados para capturar imágenes. Ahora bien, la pregunta que se plantean los que desean iniciarse en el universo “Réflex” es ¿Qué poseen las cámaras réflex profesionales que no disponen otros artefactos de fotografía?

La verdad es que tanto los dispositivos réflex como los otros tipos de cámara utilizan los mismos principios y componentes básicos, ya que todas las cámaras cuentan con estos tres elementos esenciales: la lente, el sensor y el obturador. Tanto las desprestigiadas cámaras digitales y las cámaras réflex utilizan este trio de elementos ya que la lente se encarga de amplificar la nitidez y el tamaño de la luz proveniente del exterior que se proyectara en el sensor y dicha proyección durara el tiempo que decida el obturador que se cerrara y finalizara la proyección para concluir con el proceso de fotografía.

Entonces si el proceso de fotografía y los componentes son los mismos: ¿Cuál es la diferencia?

 La diferencia particular de las réflex y las compactas u otros tipos de cámaras fotográficas no profesionales radica en la calidad de dichos trio de componentes y la capacidad de manipular cada uno de los tres elementos. La lente, el obturador y el sensor de una cámara digital o compacta son elementos inertes y de baja calidad, mientras que una cámara réflex no solo posee un sensor de mayor magnitud y calidad, lentes profesionales y obturadores de alta tecnología, sino que también el usuario de estos equipos profesionales puede intercambiar los objetivos para modificar la percepción de la lente, así como también tienen la ventaja de poder modificar el tiempo de apertura del obturador.

Igualmente, uno de los elementos distintivos de los dispositivos réflex profesionales es que poseen un espejo que refleja y le muestra al usuario a través de un visor exactamente la luz que ingresa y contacta con el sensor, mientras que con los artefactos fotográficos no profesionales el usuario solo visualiza una reproducción digital de la imagen en una pantalla lcd o led la cual no es realmente la visualización que está captando el sensor.

Como lo menciona el joven entusiasta de la fotografía Fernando Gómez, quien también trabaja en Cerrajeros, todas estas características de las cámaras réflex les brindan la posibilidad a los fotógrafos de poder manipular y modificar ciertos aspectos para enfrentarse a los diferentes escenarios o ambientes y de esta manera poder fotografiar de forma mas profesional.