El palo busca algo más

febrero 15, 2016 Desactivado Por carlos

Uno de los elementos más utilizados a la hora de realizar un selfie con nuestro teléfono móvil es el palo, sin lugar a duda. Antes de la aparición de este elemento que todos conocemos, hubo unos intentos de realizar algo parecido. Sin embargo, la tecnología no era la que es hoy día y por eso no consiguieron encontrar su espacio dentro del mundo de la telefonía y de la fotografía asociada a la misma.

Desde hace unos años para aquí, gracias a la mejora de las cámaras fotográficas de los móviles, han aparecido palos para selfies mejor diseñados, con disparadores incluidos en el diseño del mismo, etcétera. Ha habido un boom en torno a su venta, que se ha multiplicado y es raro no encontrar a una persona que disponga de uno de estos elementos.

Sin embargo, este dispositivo tiene una serie de inconvenientes que hacen que, poco a poco, vaya siendo relegado por aplicaciones fotográficas que toman la foto gracias a un gesto de la mano o ayudados por un disparador automático, lo que evita las habituales fotografías movidas.

palo-selfie-barato-family-1024x1024

Entre los inconvenientes más destacados están, entre otros, que por muy ligero que sea, no deja de ser un elemento molesto para llevar en un pantalón o en un bolso. Por otro lado, es muy complicado hacerse un auto foto de calidad o perfectamente nítida y sin movimiento cuando estamos sosteniendo nuestro móvil a 40 cm de nosotros con una sola mano.

Por otro lado, es importante, a la hora de comprar un palo para selfies, que éste sea de calidad y, los que hay en el mercado con la calidad suficiente, suelen ser un poco caros. Es por ello que la gente apuesta por otros de inferior calidad, lo que hace que, en muchas ocasiones este se rompa, se doble o no funcione como debería.

Es por ello que la moda de los selfies busca algo más, el palo se va desterrando poco a poco y se va guardando en los cajones. El boom de este elemento ha tenido su momento y las tecnología va ayudando de una manera muy positiva, sobre todo, a través de aplicaciones para qué las autofotos que nos tomamos mejoren en la calidad y nos ayuden en muchos aspectos fotográficos para qué, cuándo subamos el resultado a las redes sociales o lo compartamos con nuestra familia o amigos, sean perfectas.