Rincones donde es imposible resistir la tentación de hacer un selfie

octubre 26, 2016 Desactivado Por carlos

Existen lugares tan bonitos, tan significativos o tan románticos que resulta imposible resistirse a sacar el móvil y hacerse un selfie ¿Cuáles son esos sitios? Vamos a ver algunos:

  • La torre Eiffel: en la ciudad del amor no hay pareja que no se haga un selfie con la torre Eiffel de fondo. Selfies besándose a los pies o con la inmensa mole escoltando a los protagonistas. Quizá sea una de las fotos más típicas en la capital francesa, pero es imposible regresar de París sin ella, sobre todo si se viaja en pareja.
  • Parques Disney: estás tranquilamente disfrutando de Disneyland y aparece Mickey Mouse ¿Qué hacer? Sacar el móvil, claro. Tan solicitados están los personajes que hay que hacer la foto rápido, antes de que se cuele en ella alguien. En este caso el móvil es perfecto, siempre a mano y siempre preparado.
  • Empire State: uno de los edificios míticos de Nueva York, una atmósfera casi de película y unas vistas maravillosas de la ciudad. Imposible resistirse. La terraza de este maravilloso edificio suele ser toda una exposición de visitantes haciéndose selfies, a veces en posturas de lo más extrañas.
  • Preikestolen: seguramente no sea el mejor lugar para hacerse un selfie, ya que un despiste puede resultar trágico, pero es difícil dejar de hacerlo. La enorme plataforma sobre un precipicio de centenares de metros es tan impresionante que casino te das cuenta del momento en el que has sacado el móvil para tomar un selfie.
  • Big Ben: es de esos lugares donde muchos turistas se hacen un selfie cada vez que lo tienen a la vista. Esta inmensa y hermosa torre es un imán. Eso sí, es tal la cantidad de turistas buscando el mejor lugar para hacerse un selfie que a veces es realmente imposible conseguir colocarse y disparar con tranquilidad.

Son rincones espectaculares, pero hay muchos otros en los que el móvil parece disparar solo: la Gran Muralla China, el Gran Cañón, el Coliseo de Roma, la Sagrada Familia de Barcelona, o la Tokyo Tower, entre muchos otros.